CARACTERÍSTICAS ORGANOLEPTICAS DE LOS PRODUCTOS NAIADA: GENERALIDADES

  • NAIADA BIOCOSMÉTICOS

Los aceites esenciales tal como los utilizamos en aromacosmética, son sustancias de uso externo con actividad principalmente interna al organismo

Las   propiedades   organolépticas  que presentan   algunas  sustancias  pueden  ser  percibidas  por  inhalación  en  la   cavidad  buco  nasal.  Existe  relación directa  entre  estructura  química  y  sensación  olfativa:  esta  propiedad  organoléptica  está  vinculada  también  a  la  volatilidad  de   la  sustancia en cuestión y su percepción depende su pureza, su intensidad,  tipo y variedad.  

Los  Aceites  Esenciales  (A.E.)  son  un  grupo  de  sustancias   complejas y  volátiles que, en función a su método de extracción, su grado de pureza, temperatura ambiental o de uso, mezcla con otros A.E. u otros compuestos moduladores, muestran diferentes velocidades de volatilización y características organolépticas variables.  Además poseen una variabilidad intrínseca por ser productos derivados de unas plantas que a su vez tienen características variables y relacionadas con su edad, tipo de cultivo, lugar del cultivo, métodos, añada, etc. 
 
A todas estas variables hay que sumar factores individuales del perceptor de la sensación olfativa como su cultura, edad, sexo, raza, tipo de piel y  sudoración, orígenes (mediterráneos,  latinos,…), por lo que NO  EXISTEN CARACTERÍSTICAS ORGANOLEPTICAS UNIVERSALES. 
 
Las sensaciones derivadas del uso de la apreciación táctil (textura), de  los  productos  naturales  y  orgánicos  son  muchas  veces  diferentes  de  las  derivadas de  materias  sintéticas  y  también  nos  encontramos  con  que  la mayoría de las personas no están familiarizadas con el uso de productos  orgánicos. 
   
Esto lo sabe muy bien la industria de cosmética “clásica” (no orgánica), que  utiliza muchas sustancias de síntesis química para “engañar” los sentidos, incluyendo  el  tacto:  así  tenemos  productos  que  aparentemente  hidratan  mientras  en  realidad  resecan  la  piel,  y  perfumes  hechos  con  materias muertas que, esto sí, persisten y actúan en tu piel y raramente para bien,   y que se comercializan con atributos de universal normalidad sino peor aún  como algo fantástico de conseguir.
 
El usuario de productos no naturales, no orgánicos y mezclas, sería bueno conociera los ingredientes más utilizados en este tipo de productos cosméticos y en   particular:   parabenos,  siliconas,   parafinas,   ftalatos,   formaldehido,  polietilenglicol  (PEG:   como  el   lauril  sulfato   sódico),  DEA,   MEA,  TEA,  Nitrosaminas, Aluminio,  Dioxano,  Butil  Hidroxitolueno (BHT) y  Butil  Hidroxy Anisol (BHA), Benceno, Tolueno, Bronopol, y un larguísimo etc. 
 
Fuente: